LIBROS PARA ESTAS NAVIDADES. JOAQUÍN RODRÌGUEZ “NPI de MUSICA”

LIBRO – Joaquín Rodríguez “NPI de Música”

Joaquìn Rodrìguez NPI de MúsicaMira la foto de portada. Fíjate en la mueca de Joaquín frente a la cámara del inigualable Miguel Trillo. Y ahora define actitud. Hay gente que nació para estar en el sitio adecuado, en el momento justo. Joaquín Rodríguez pertenece a ese club. Vivió en primera línea la explosión incontrolable de la Movida Madrileña y, enrolado en Los Nikis, tiró de bajo y desparpajo para grabar discos llenos de canciones urgentes e inolvidables. También bebió, bailó y se codeó con Alaska, Jaime Urrutia o Jesús Ordovás, quien en un inspirado prólogo reconoce que él tampoco tiene ni puta idea de música. Poco dado a la nostalgia, Joaquín ha seguido ligado a la escena punk-pop nacional, ya sea tocando en Los Acusicas, haciendo fotos en conciertos o produciendo discos de grupos emergentes. También vuela; es piloto de Iberia. Y entre viajes, simuladores, actuaciones esporádicas y alguna que otra faena al F.C. Barcelona, ha encontrado tiempo para dar forma a este volumen, una especie de memorias camufladas como manual para debutantes, lleno de anécdotas memorables, fotos imposibles, consejos que nadie ha pedido y humor inteligente. El libro es tal y como te lo imaginas: irreverente, desmitificador y acelerado. Y divertidísimo. Una última advertencia: no tener npi de música y leer este ejemplar son rasgos de sabiduría que jugarán a tu favor, pero no te convertirán en músico. Pon un poco de tu parte. No aceptamos devoluciones.

“Joaquín Rodríguez formó parte de Los Nikis y de Los Acusicas. Estuvo diez años en cada grupo sin tener npi de música. Ahora se ha lanzado a leer este… ¿manual autobiográfico? sin tener npi de escribir. Su dilatada experiencia en dar el pego le sirve para que sus teorías tengan un aire de credibilidad. El texto está arropado por un prólogo del gran Jesús Ordovás y cuatro fotos en baja calidad. El escritor, subestimando al lector, piensa que así éste no se dará cuenta de que lo que tiene entre las manos es lo que es, o sea, un timo.”

Prólogo, por Jesús Ordovás.